SOBRE MI


Mi nombre es Mireia, soy valenciana de sangre manchega por parte de padre y ocho apellidos valencianos por parte de madre. Casada, con hijos y con un trabajo en el que el honor, el compañerismo y la amistad son un dogma. La historia ha formado parte de mi vida, siempre ha sido así. Me encanta explorar épocas pasadas para inundarme con sus lecciones, para aprender de sus logros y errores. Del mismo modo, las letras han sido mis compañeras desde niña perdiendo la noción del tiempo mientras leía páginas y páginas de tantos libros cayeran en mis manos. Hoy puedo decir que esas dos pasiones han cruzado un umbral que jamás creí fuera capaz de atravesar. Hoy soy parte de esa ilusión. Soy parte de ello porque al fin he decidido dar un gran paso para mí escribiendo mis propias historias, mis propias leyendas producto de mi imaginario particular a veces y, otras, indagando por cada rincón de España para asesorarme y recuperar aquellas narraciones e historias del pasado que, a mi parecer, jamás debieron ser olvidadas.


ULTIMAS ENTRADAS EN EL BLOG

1×03 Peregrinos del siglo XII

Originalmente publicado en En clave literaria:
Hola amigos, por fin hemos podido subir el podcast del programa de esta semana. En esta ocasión, el programa está orientado hacia un especial jacobeo. Como siempre, disfrutaremos de la maravillosa voz y prosa de nuestra querida Sandra Hernández. Hablaremos con el historiador y colaborador del programa, Jonatan Romero,…

Entrevista The Citizen

Una no siempre tiene la oportunidad de aparecer en portada en demasiadas ocasiones y, quizás, por ello, le deba un especial agradecimiento tanto a Olga Luján como al editor de esta maravillosa revista digital. Os dejo el enlace a la propia entrevista, no sin antes resaltar el párrafo con el que Olga le da comienzo: […]

Una rosa, un libro y un termo

Hoy es el cumpleaños de mi padre, cumpliría 65 años y juntos soplaríamos las velas en el próximo fin de semana. Así ha sido toda mi vida, él cumplía el 25 de febrero y yo el 28 y no recuerdo un solo cumpleaños en el que no sopláramos las velas juntos. Ahora ya no está […]